Información

Ladrido


Inicie sesión en nuestro sitio o cree una cuenta

Acerca de la cirugía de descortezado

El "descortezado" o cordectomía es un procedimiento quirúrgico electivo que implica la extirpación parcial de las cuerdas vocales de un perro. El descortezado no quita la capacidad del perro para ladrar, solo lo hace sonar más silencioso y áspero (lo que en realidad es considerado molesto por algunos).

En casi todos los casos, la cirugía de descortezado es innecesaria e injusta para el perro. La cirugía y la anestesia son siempre riesgos, por lo que se debe evitar cualquier procedimiento que sea puramente por conveniencia humana y no beneficie médicamente al paciente o la comunidad animal.

Además, los ladridos excesivos indican un problema subyacente que suele ser de comportamiento. La cirugía elimina el ruido, pero la ansiedad, el miedo o un problema similar sigue sin resolverse.


Ciudad de Longmont, Colorado

Los ladridos molestos o molestos son un problema común en Longmont. Hay soluciones y recomendaciones tanto para los dueños de perros como para los vecinos que están en el límite de su ingenio.

Es ilegal que cualquier persona que posea, posea o mantenga la autoridad de custodia o supervisión o el control sobre cualquier animal, permitir que dicho animal chille, resopla, gruñe, ladre, aúlle, aulle, grazne, chille, aulle, gime, cante o haga habitualmente cualquier otro sonido de animal de tal manera que perturbe significativamente la paz y tranquilidad del vecindario, o de tal manera que perturbe material y persistentemente la paz de otro en el vecindario en condiciones que perturbarían a una persona de sensibilidad razonable y común. Estos animales se declaran una molestia pública.

CÓMO INFORMAR LOS PROBLEMAS DE LADRIDOS

Animal Control recomienda hablar cara a cara con el dueño del perro como primer paso, si es posible. Si esto no tiene éxito, o no se siente cómodo hablando con el dueño del perro, puede llamar al (303) 651-8500 e informar la queja. Animal Control puede, verbalmente o por escrito, advertir al dueño del perro si se trata de una denuncia anónima. Se puede publicar un aviso de advertencia si hay un denunciante que esté dispuesto a dejar su nombre y número de teléfono, o se puede emitir una citación con la evidencia apropiada.

Para que Animal Control emita una citación, debe haber al menos una advertencia registrada por esta ofensa para el dueño del perro infractor y tener dos hogares separados en el área dispuestos a testificar. También se puede proporcionar un video o una cinta de audio del delito como prueba si hay un solo testigo. Los testigos deben estar dispuestos a comparecer ante el tribunal si es necesario.

Para informar una queja, Animal Control necesita la dirección exacta del perro que ladra. Necesitamos la fecha más reciente y la duración del tiempo en que fue molestado. También necesitamos que describa cómo sabe que los ladridos provienen de la dirección que ha identificado, es decir, puede ver a los perros ladrando desde su ventana, ha seguido los ladridos hasta la fuente, etc. Una descripción del perro (s) , si es posible es útil.

OTRAS OPCIONES

  • Mediación. Si tiene un problema de ladridos de perros en su vecindario, los Servicios de Mediación de la Ciudad de Longmont pueden ser una opción. Los Servicios de Mediación colaboran con agencias gubernamentales para servir a los ciudadanos de Longmont proporcionando procesos efectivos de mediación, comunicación y negociación, utilizando voluntarios profesionales calificados, con el fin de fomentar la armonía a través de servicios de resolución de conflictos. Comuníquese con Servicios Comunitarios y Vecindarios de la Ciudad de Longmont al (303) 651-8444.

SI SU PERRO ES EL "PROBLEMA BARKER"

Si ha recibido una queja sobre su perro, es importante corregir el problema para que sus vecinos no emprendan acciones legales o descarguen sus frustraciones en su perro. Recuerde, ser proactivo y resolver el problema en cuestión lo ayudará a evitar acciones legales y promoverá las buenas relaciones con sus vecinos.

Soluciones al problema

Las siguientes son algunas sugerencias que pueden ayudarlo a resolver el problema de un perro que ladra. Es posible que estas sugerencias no funcionen en perros hiperactivos o vocales. Es posible que deba buscar capacitación profesional para su mascota. Existen numerosas clases de obediencia locales entre las que puede elegir.

  • Traiga a su perro a la casa cuando se vaya. Muchos perros ladran continuamente una vez que te vas. Si no desea que su perro tenga el control de la casa, es posible que desee contener al perro en un área determinada, es decir, un sótano o un lavadero, o entrenar a su perro en una jaula.
  • Pon a tu perro en el garaje. Muchas personas optan por hacer esto si tienen un perro grande. Asegúrese de proporcionar mantas, tapetes o alfombras viejas para que su mascota se acueste. Un piso de cemento duro y frío está lejos de ser cómodo.
  • No importa dónde decida mantener a su mascota, asegúrese de que haya agua limpia y refugio disponible en todo momento. Muchos perros ladrarán y gimotearán si tienen sed o frío.
  • Cuando su perro comienza a ladrar, es responsabilidad del dueño del perro averiguar qué está causando el problema. No ignore los ladridos sin importar la hora que sea.

Por qué ladran algunos perros y algunas sugerencias

  • Aburrimiento: algunos perros ladrarán solo porque están aburridos. Proporcione a su mascota juguetes para masticar o huesos de res. Dale una pelota, un peluche o algo que lo ocupe mientras estás fuera.
  • Soledad: muchos perros ladran porque se sienten solos y quieren compañía. Al ladrar, el perro ha captado tu atención y, ya sea que lo castigues o no, ha logrado su objetivo. Por lo tanto, es posible que continúe ladrando solo para poder verte. Esta es una mala situación tanto para usted como para el perro.
  • Restricciones a la libertad: un perro que está encadenado continuamente en un área pequeña tenderá a volverse agresivo. Pronto ladrará al menor sonido o movimiento, como hojas, automóviles en movimiento o el viento. Tenga en cuenta que el perro está ladrando para aliviar su tensión debido a que está confinado y solo, una situación cruel para cualquier animal.
  • Protector del territorio: esto es muy natural para cualquier tipo de perro, pero los ladridos constantes y habituales son un signo de un perro rebelde. Es importante enseñarle a su perro a ladrar lo suficiente para alertarlo y luego responderle y sentarse en silencio. De esta manera, el perro siente que está protegiendo su propiedad mientras el dueño todavía tiene el control de su comportamiento.

Lo mejor que puede hacer para corregir su problema es trabajar en el adiestramiento del perro. Para obtener instrucciones específicas, comuníquese con un instructor de obediencia calificado. Pase tiempo con su perro e inclúyalo en sus actividades diarias. Recuerde, usted es su único medio de ejercicio y amor.

Soluciones mecánicas y quirúrgicas

Los collares antiladridos, ya sean electrónicos o sónicos, o de citronela, así como los dispositivos antiladridos montados en cercas, están disponibles a través de las tiendas de mascotas locales y distribuidores de productos para mascotas. Los veterinarios pueden "desembarcar" a un perro quirúrgicamente cortando las cuerdas vocales. Habla con tu veterinario sobre qué método puede ser más apropiado para tu mascota. Ambos métodos son más efectivos cuando se acompañan de un entrenamiento constante. Si está demasiado ocupado para pasar tiempo con su perro todos los días, probablemente esté demasiado ocupado para tener un perro.

Si desea denunciar un animal que se encuentra en una situación potencialmente mortal hoy, llame al (303) 651-8500. Para obtener información que no sea de emergencia con respecto a problemas relacionados con los animales, puede llamar al (303) 651-8500 o enviar un correo electrónico a Control de animales.


Ladrido problemático

Es poco probable que los ladridos excesivos mejoren sin su intervención. Una vez que haya determinado el motivo del ladrido, tome las medidas necesarias para abordar la fuente. Si los ladridos de su perro parecen estar relacionados con el miedo o la ansiedad, es posible que deba comenzar con una visita a su veterinario. Su veterinario puede descartar razones médicas para el comportamiento y posiblemente recomendar medicamentos para ayudar. Un perro en un alto estado de ansiedad tendrá muchas dificultades para aprender cosas nuevas. Los medicamentos para reducir la ansiedad pueden ayudar a que el entrenamiento sea más exitoso.

Aprenda a dejar de ladrar y a prevenir los ladridos excesivos en los perros. En la mayoría de los casos, puede frenar los ladridos con entrenamiento básico, estimulación mental y ejercicio. En situaciones más serias, es posible que deba traer a un entrenador o conductista. Una cosa que no debe hacer es ignorar el problema.


  • Intenta hablar. Lo alentamos a que se comunique con su vecino y trate de resolverlo a nivel de vecindario primero antes de presentar una queja. Aunque esto no es necesario, puede ser una forma eficaz de resolver el problema y abrir una comunicación directa con su vecino.
  • Solicite una carta. Si hablar con ellos directamente no es una opción, puede solicitar una carta modelo, proporcionada por Arvada Animal Management, que puede enviar al propietario.

Para presentar una queja sobre perros que ladran, debe proporcionar:

  • Un localización exacta de donde vive el perro.
  • A descripción de El animal.
  • fechas y marcos de tiempo el perro ladra.
  • Tu nombre, dirección y número de teléfono.


Ver el vídeo: Ladrido de Perro - Efecto de Sonido (Septiembre 2021).